Alcalde colombiano, Sergio Fajardo, embellece sectores populares

· Uncategorized
Authors
Un artículo que no se nos puede pasar. Fue publicado por Simón Romero el pasado 15 de julio en el New York Times sobre los proyectos urbanísticos del alcalde de Medellín, Sergio Fajardo. ¿Es posible que el gasto social invertido en las áreas más pobres dé mejores resultados? Invertir en el pobre no sólo lo demuestra cada vez más Colombia, sino que cada vez se hace más urgente y necesario. Fajardo alcanzó el 40% de inversión en educación y los resultados no se dejan de esperar. No se trata solo de aumentar el pie de fuerza, sino de aumentar el pie de la presencia real del Estado allí donde antes nadie iba.


Por: Simon Romero 15 de julio de 2007 – Traducción de Albeiro Rodas.-Publicado por MedellínInfo – Fotos de bcrp77.

MEDELLÍN, Colombia, 11 de julio de 2007 — Vestido en jeans y camiseta, con barba crecida durante tres días de deporte y cabello despeinado casi hasta sus hombros, Sergio Fajardo luce en cada centímetro de sí al matemático inconforme que pasó años atendiendo un doctorado en la Universidad de Wisconsin.

Pero esa es vida pasada para el señor Fajardo, el alcalde de esta ciudad y el hijo de uno de los más famosos arquitéctos. Ahora insiste en una inconvencional filosofía política que ha vuelto a Medellín en un eje de la creación arquitectónica.

“Nuestras construcciones más hermosas” dice el señor Fajardo de 51 años de edad “deben ser en las áreas más pobres”.

Este telesférico es en realidad parte del sistema público urbano de Medellín para acceder a los barrios andinos de ladera. Foto de bcrp77.

Con esta idea tan simple, el señor Fajardo contrató arquitectos de renombre para diseñar bibliotecas ensambladas de lujo y otros edificios públicos en los más marginales sitios de la ciudad. Sus formas excéntricas – uno se parece a un inmenso pedazo de pan enegrecido partido en dos -, ocupan áreas en donde antes cientos de actores combatientes perdieron la vida en la guerra colombiana de la cocaina por años. Hace años, dicen los residentes, una paz tenue fue impuesta en el lugar por narcotraficantes paramilitares que derrotaron a sus ribales.

Ahora Medellín no está más estigmatizada como una de las ciudades más violentas del mundo.

Esta ciudad de cerca de dos millones de personas tuvo 29 homicidios por 100 mil habitantes en 2006, una abismal diferencia si se compara con los 381 homicidios cometidos en 1991 en una población de 100 mil personas.

Elegido en 2003 como independiente y dirigiendo una creciente economía y un significativo decline de la violencia criminal, el señor Fajardo convirtió la ciudad en un modelo para la nueva educación y el desarrollo.

Medellín, un contraste entre lo urbano y lo andino. Foto de bcrp77.

Incrementó el gasto público de la ciudad en educación al ponerlo en un 40% del presupuesto anual de Medellín que es de US$900 millones, mientras que ha aumentado también el gasto en el transporte público y proyectos de préstamos para la creación de pequeñas empresas. Cinco nuevas bibliotecas están al centro de su política social, pero el señor Fajardo está también en la construcción de un centro científico y docenas de escuelas, mientras expande el transporte público con la construcción de metrocables hasta los barrios más populares de las colinas de la ciudad. Argumenta que el pobre desarrollará las habilidades necesarias para competir a través de la inversión en educación y la creación de nuevos espacios públicos, reflejando una fe en la arquitectura en aras de lograr la meta.

“Fajardo lleva a cabo una larga apuesta al poner la presencia del estado en áreas que por años fueron ignoradas”, dice Aldo Cívico quien dirige el Centro Internacional para la Resolución de Conflictos de la Universidad de Columbia y se ha dedicado ampliamente al tema de la violencia en Medellín. “Usted tiene que empezar un proceso de transformación en alguna parte”.

Muchas partes de Medellín permanecen lejos de lo idílico. Oficiales de la policía con armas de asalto y vistiendo uniformes de combate aún patrullan muchas partes de la ciudad. En el centro, a tan sólo un paso de la elegante plaza llena de voluptuosas esculturas de otro hijo nativo de la ciudad, Fernando Botero, niños de la calle se dopan con pegamento y dosis de cocaina. Algunos en Medellín rumoran que Diego Fernando Murillo, el jefe de los paramilitares conocido como Don Berna, controla aún mucho de la ciudad desde su celular en la prisión de la cercana ciudad de Itagüí. Otros dicen que los narcotraficantes lavan ganancias en el boom de la construcción y construyen apartamentos y centros comerciales que acompañan la reconstrucción arquitectónica del alcalde.

Sin embargo, la transformación de Medellín del señor Fajardo ha cautivado a la ciudad y, por consecuencia, otras partes de Colombia. Su popularidad está en 80%, lo que lo hace el alcalde más popular del país y lo pone potencialmente como candidato presidencial al final del mandato de este año.

“Lleva a cabo una redistribución de la riqueza sin un discurso sofista”, dice Héctor Abad Faciolince, un prominente novelista y comentarista político nacional. “Si Medellín no puede tomar este desafío, entonces ¿qué va a pasar?”

El presidente Álvaro Uribe procede del departamento de Antioquia, cuya capital es Medellín. Él y el señor Fajardo fueron educados en la ciudad por los religiosos benedictinos. Pero el señor Fajardo presenta una separación de las rígidas políticas conservadoras del señor Uribe, el más cercano aliado de la administración Bush en Suramérica.

El señor Fajardo, en cambio, favorece un debate sobre la legalización de las drogas, una posición más bien poco convencional en una nación que lidera la exportación mundial de cocaina. Una decisión personal, como la de ir a vivir con su compañera sentimental, Lucrecia Ramírez (cerca de la casa del arzobispo de Medellín), le ha traido duras críticas de parte de los líderes de la Iglesia Católica.

La señora Ramírez es una psiquiatra que prefiere el título de “primera mujer” que “primera dama” y lidera un esfuerzo por posesionar modelos de los certámenes de moda de Medellín. Ella también desafía los concursos de belleza con certámenes alternativo que premian los conocimientos de la ciencia, la literatura y los negocios.

No todos en Medellín, que a pesar de su historia de narcotráfico es considerada una de las ciudades más culturalmente tradicionalista de Colombia, está de acuerdo con los proyectos llevados a cabo sea por la señora Ramírez o el señor Fajardo. Viejas quintas y árboles han caido y los críticos dicen que la nueva comercialización tiene parecidos a Miami o a Caracas.

El Parque de la Luz o Parque Cisneros, otra propuesta arquitectónica que se conecta con las tendencias urbanísticas del siglo XXI. Foto de bcrp77.

Algunos apuntan a su gusto por costosas obras públicas que parecen piramides o masivos cubos de abstraccionismo.

“Fajardo es nuestro faraón”, dice Jaime Alonso Carvajal, un miembro del Colectivo de ambientalistas, un grupo que lideró duras protestas contra la decisión del alcalde de construir pirámides de color pastel a lo largo de una de las principales avenidas y que costó cerca de US$500 mil. “Está encementando a Medellín para volverlo en una mierda de polvo”.

El señor Fajardo dice que da la bienvenida a tales protestas, viéndolos como parte de la creación de la ciudad en la cual los habitantes pueden discutir todo aquello que tenga que ver con sus circunstancias económicas. “Es un avance para nuestra sociedad que la gente se sienta suficientemente segura de expresar cualquier cosa acerca de mí en cualquier parte de esta ciudad”, dijo durante una entrevista mientras caminaba a través del centro de Medellín. “Y en cuanto a las formas – dice – sigo siendo un matemático. Amo las formas geométricas”.

Vista de la Plaza España a través de la lente de bcrp77.

La obra maestra de la estrategia del señor Fajardo reside en las laderas de Santo Domingo Savio, un sector popular en el cual viven 170 mil personas. Los visitantes toman el metro desde el centro de la ciudad y entonces se conectan al metrocable que los lleva hasta Santo Domingo. Desde allí caminan a por calles empinadas hasta alcanzar el Parque Biblioteca España diseñada por Giancarlo Mazzanti. Allí, alzada por bloques de ladrillo ceniciento, una estructura rectangular que parece la ruina de una citadela medioeval y que incluye biblioteca, auditorio, Internet, salones, centro diurno de atención y galería de arte.

Esto sorprende a aquellos que viven de diferentes maneras a su sombra. Yasmin Henao, una dama de 30 años que vive con su marido y tres hijos en un tuburio de madera, dijo que tiene dudas por entrar. “Vi guardias en la entrada” dice la señora Henao en una entrevista en su casa. “No sé sí ese es un lugar para mí”.

A pocos pasos, Jaime Quizeno, un mecánico, ofrece otra visión cuando la tarde empieza a caer en la ladera. “Parece como una enorme nuve cuando se ilumina en la noche”, dice Quizeno de 63 años mientras sonríe.

“Una cosa tan hermosa, justo aquí, entre nosotros” continúa. “¿Quién podría imaginar eso?”

Bibliografía

ROMERO, Simon. Colombia´s Mayor, Sergio Fajardo, Brings Beauty to the Slums. New York Times, July 15, 2007.

ROMERO, Simon. Alcalde colombiano, Sergio Fajardo, embellece los tuburiales. Traducción de Albeiro Rodas, Colombia Passport: Economics, Society and Culture. MedellinInfo.

1 Comment

Comments RSS
  1. cesar

    “Y en cuanto a las formas – dice – sigo siendo un matemático. Amo las formas geométricas”-dice Fajardo-. No será que ante las iniciativas de un alcalde a favor de la distribución de los recursos y la inclusión social debería para ello reconocer nuestros patrones y lenguajes culturales y no acudir a esos mundos abstractos de la geometría y peor aún de postulados iluministas que creen que las respuestas están más afuera reinterpretadas por arquitectos yuppies?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: