De idioma extranjero a segunda lengua

· Uncategorized
Authors
Desafío para Latinoamérica: una segunda lengua

Colombia es el tercer país de habla hispana del mundo (el primero es México y el segundo es ¡España!). Aunque la mayoría de los colombianos hablan español y esta es la lengua oficial, en Colombia es posible encontrar 80 lenguages diferentes oficiales en sus localidad. Lenguages como el wayuú, paez, guambiano y emberá son los más populares. Dialectos de origen africano pueden encontrarse en comunidad afro-colombianas y el creol de San Andrés y Providencia. Pero Colombia es un país de un único idioma dominante: el castellano.


Cuando usted habla de materias como una “segunda lengua”, es como si usted hablara de cosas modernas y que pertenecen a sociedades como la europea, canadiense y estadounidense. Pero cuando usted conoce asiáticos y africanos, comprende mejor lo que significa el concepto de segunda lengua e incluso de una tercera y cuarta y más. En Latinoamérica no es fácil encontrar experiencias de una segunda lengua a un nivel nacional. De pronto el país que tiene esta experiencia en su mejor expresión es Paragüay en donde el castellano es oficial con el güaraní. También puede considerarse a Haití con el francés y el creol y a Puerto Rico con el castellano y el inglés. El resto de los países latinoamericanos tienen un solo idioma oficial: español o portugués, aunque algunos grupos humanos hablan sus lenguas ancestrales como sucede en Colombia. Por supuesto, sus lenguas y culturas han sido objeto de atención y promoción en las últimas décadas en la mayoría de los países latinoamericanos y muchos grupos humanos pueden decir que hablan de manera natural una segunda lengua.

Por Albeiro Rodas | Universidad de la Sabana: National English Language Teaching Conference. Foto de ninaclandestina.

No es fácil encontrar muchas experiencias de segunda lengua como idioma nacional en las Américas con la excepción de Paragüay, Haití y Puerto Rico. Como se dijo antes, otras experiencias están localizadas en áreas específicas o en las fronteras, pero incluso en estos casos de frontera es difícil hablar de experiencias de segunda lengua como en la frontera mexico-estadounidense o de países hispánicos con Brasil. En tales casos se encuentran más bien experiencias de idiomas mezclados que dan resultado a manifestaciones lingüísticas como el llamado spanglish o el portuñol que no es una segunda lengua, sino más bien una nueva forma de comunicación.

Africa and Asia, the real models of second languages

English-style house in Bogotá, picture by ralph.mrowietz.

Sin duda, las mejores experiencias mundiales de una segunda lengua las encontramos en África y Asia. Jóvenes de países como Congo, Angola, India, Indonesia y muchos otros llegan a Europa para estudiar o trabajar y en muchos casos son vistos con cierto desdén como provenientes de sociedades menos desarrolladas en consideraciones racistas. Pero cuando usted habla con ellos, se descrubre la riqueza de sus experiencias, cultuas y valores. Uno de esos valores es la riqueza de sus lenguajes y tradiciones, elementos que enriquecerían el ambiente social europeo si fueran mejor apreciados.

Muchos países asiáticos y africanos están poblados por muchos pueblos con sus propias lenguas. En Filipinas, por ejemplo, hay 70 lenguajes y usted puede encontrar otro dialecto en el proximo pueblo bien diferente del pueblo en donde usted se encuentre. La presencia de tantas lenguas significa la presencia de diferentes pueblos, muchos de ellos con diferentes orígenes, pero todos reunidos en una única estructura política. ¿Cómo pueden comunicarse? En Filipinas, por ejemplo, el idioma oficial es el tagalo, pero no todos hablan tagalo y sería incorrecto imponerlo en todo el país aunque este sea el idioma oficial. En este caso es mejor pedir la ayuda a un segundo idioma, al caso el inglés. Es más fácil para los filipinos que no hablan tagalo aprender inglés porque el tagalo pertenece históricamente a un determinado grupo popular pero el inglés es una lengua extranjera y por lo tanto es neutral.

Esa es la principal razón por la cual los asiáticos y los africanos son excelentes estudiantes de idiomas extranjeros. Si usted es un profesor europeo para estudiantes extranjeros, seguramente usted puede decir que sus mejores estudiantes son aquellos que vienen de países en donde se vive en la cotidianidad la experiencia de múltiples idiomas.

Lengua extranjera

El concepto de segunda lengua es con frecuencia confundido con el de lengua extranjera. En su inicio la segunda lengua fue una lengua extranjera o vino de otra región vecina. Pero cuando usted se acostumbra a utilizar esa lengua extranjera, cuando esta hace parte de su cotidianidad y modos de comunicarse, no es más una lengua extranjera sino que es su lengua, aquella que viene en segundo lugar para usted después de su lengua madre.

El problema es que no es fácil pasar del concepto de lengua extranjera a segunda lengua porque no es fácil aceptar aquello que vemos como extranjero. Personas que viven como extranjeros en otras sociedades saben bien esto y aquellos que viven al lado de extranjeros también lo saben. Un extranjero es visto en principio con interés y en muchos casos como algo extraño e incluso gracioso. Pero poco a poco los extranjeros producen indiferencia. Lo mismo pasa con los elementos extranjeros como los idiomas. Si usted sabe ruso y quiere enseñarlo en su ciudad, seguramente muchos se inscribirán atraidos por el idioma ruso, pero para la mayoría de sus estudiantes esto será algo que hacer en su tiempo libre como para saber algo.

El éxito de un idioma extranjero depende en gran parte de las economías y de la importancia que dicho idioma tenga en el mundo. Seguramente que estudiar jemer podría ser una gran experiencia pues se trata de uno de los idiomas vivos más antiguos del mundo, pero este es sólo útil dentro del territorio camboyano, el cual tiene el mismo tamaño que el departamento colombiano de Antioquia.

El otro obstáculo para un idioma extranjero es la propia percepción que los nativos tienen de su propio idioma. Los hablantes de idiomas fuertes en el mundo como español, portugués, inglés y francés simplemente no sienten la necesidad de un segundo idioma. En esta parte debemos hablar de las Americas y de algunos países europeos. Para una persona del Congo que sabe hablar diferentes diálectos, aprender inglés, francés, español e italiano puede resultarle fácil, pero para personas de Colombia, Argentina, México y Estados Unidos no. La razón es que cualquier lengua del Congo es también importante pero dentro de una muy restringida región. Es posible decir que las lenguas del Congo no van a cruzar las fronteras del país africano para llegar a ser idiomas internacionales, al menos en los próximos cinco siglos. Pero idiomas como el español, portugués e inglés crecen cada día y son idiomas internacionales. Incluso si un latinoamericano no habla inglés, puede encontrar guías en castellano en cualquier tienda de Bangkok y Yacarta. Las sociedades hispánicas no necesitan de un segundo idioma, porque el castellano es en sí una lengua poderosa.

Usted va a encontrar poco frecuente que un estadounidense o un británico le digan que es importante tener una segunda lengua. Bueno, lo pueden decir pero en tal caso lo dicen en referencia a otros y siempre se señala al inglés como la susodicha segunda lengua. Si una persona de EEUU, Inglaterra o Australia se va a recorrer el mundo, mucha gente de muchos países hablará con él en inglés. Eso hará su vida muy fácil en el exterior como viajero, pero también le quitará la oportunidad de aprender un nuevo idioma. Por esta razón, un anglo-parlante puede vivir en un determinado país mientras los nativos estarán felices de poder practicar su inglés con él.

Para qué una segunda lengua

Como se sugirió antes, una segunda lengua no es una lengua extranjera o es una lengua extranjera que llegó a ser parte de nuestra identidad. Por ejemplo, para los paragüayos el español y el guaraní pertenecen a su identidad nacional y ellos no ven al castellano como un idioma extranjero. Para los puertoriqueños hablar inglés no es de hecho un factor que atente contra su propia identidad cultural.

Aparte de Paragüay, Haití y Puerto Rico, no hay otra experiencia nacional con una segunda lengua en las América porque esto no es visto como algo necesario: inglés, español, portugués y francés son idiomas fuertes en el mundo. El español, por ejemplo, crece en los EEUU como segunda lengua, aunque la experiencia puede ser difícil debido a las tensiones entre marginación e incapacidad de aceptar las diferencias dentro de la nación. Muchos latinoamericanos que viven en EEUU no hablan inglés y esto es un obstáculo para su integración. Por su parte, para muchos estadounidenses el español es un idioma extranjero y ello es un error de percepción, dado que el español ha estado presente dentro de las fronteras estadounidenses mucho antes de que los EEUU fuera constituido como una nación.

Las ventajas de una segunda lengua son muchas: una sociedad con una segunda lengua es más tolerante y abierta a las diferencias. La gente que habla una segunda lengua puede aprender con más facilidad una tercera lengua porque su mente está acostumbrada ya a otro sistema linguístico. Una persona puede tener una segunda lengua, pero la experiencia real es cuando esta experiencia se vive dentro de una comunidad.

En el caso de las Américas – y estamos hablando de lo que va desde Alaska a Tierra de Fuego -, existen cuatro idiomas que deberían ser común a todos los habitantes de los dos continentes del hemisferio occidental: inglés, español, portugués y francés. Sin embargo, la experiencia debe ser un deseo político, un plan bien diseñado y un tratado continental. Los países deben abrir sus fronteras a intercambios estudiantiles y de profesores, la promoción de sus lengias y el conocimiento de las culturas de los otros.

La gramática no habla

En Colombia y en la mayoría de los países hispánicos, la enseñanza del inglés y otros idiomas extranjeros ha sido un fracaso. De acuerdo con Medellín Info, los métodos actuales de enseñanza solo dan como resultado crear sentimientos de inferioridad entre la población en general. El portal asegura que la pieza clave en el aprendizaje de una segunda lengua es la pronunciación y esto es solo posible a través de un hablante nativo. Hoy es fácil utilizar el Internet y bajar diferentes programas que facilitan la escucha de la pronunciación correcta y auténtica. Los medios de comunicación deberían también facilitar la creación de un ambiente social de estudio de una segunda lengua. Esta si es en verdad una segunda lengua en un determinado lugar o país, no puede ser algo que se va a aprender a la escuela, sino que se encuentra en el ambiente social: el idioma debe estar al alcance de los niños.

En la educación colombiana, el inglés es una de las materias más usuales, pero es difícil encontrar a un colombiano que pueda decir que habla inglés gracias a los 16 años de formación colombiana desde el kínder hasta la universidad. Si los colombianos quieren hoy aprender inglpes, tienen que invertir gran parte de su capital privado en escuelas privadas o ir al exterior.

¿Dónde está el fracaso de la enseñanza del inglés en Colombia? Si usted va a estudiar inglés a Londres o a Limerick, Irlanda, usted va a encontrar algunos elementos inexistentes en las escuelas colombianas:

1. El profesor de inglés no habla español y entonces no le va a explicar todo a usted en español sino que en el mismo inglés. Aún así usted va a entender más inglés en tres meses de lo que puede entender con 16 años de educación en Colombia.

2. El profesor de inglés no va a comenzar con lecciones de gramática. Las largas canciones de I am, you are, he is, she is, it is, we are, you are, they are y cosas por el estilo no existen. La gramática no habla. Los profesores van a comenzar con lo que es más importante para una persona que quiere hablar un idioma extranjero: los diálogos. Incluso si usted no entiende, usted tiene que repetir y repetir hasta que no solo entienda sino que sea capaz de responder. La enseñanza es cosa natural y los niños aprender más rápido los idiomas extranjeros porque no se enredan con gramática, sino que repiten hasta que su mente caza el efecto de sus palabras con la lógica de la acción. Muchos colombianos están capacitados para enseñar gramática e incluso pueden enseñar gramática a anglo-parlantes, pero son incapaces de seguir in diálogo extenso porque no están enseñados a hablar el inglés sino a pensarlo. La gramática es una materia muy importante que se estudia sólo cuando el alumno está en capacidad de seguir una conversación.

Racismo

Este obstáculo en la adquisición de una segunda lengua tiene un capítulo especial. El racismo es con frecuencia entendido desde las sociedades desarrolladas en contra de personas provenientes de países pobres. Pero en este artículo estamos hablando del porqué los latinoamericanos en general no son buenos para el inglés, un idioma que se encuentra presente en su propia región.

Para muchos latinoamericanos el inglés se relaciona con los EEUU y todo lo que EEUU significa en la historia. Esto hace que se evite la aceptación del inglés como un idioma importante puesto que se ve como una imposición más de parte de los EEUU. Por esta razón es bueno clarificar que el inglés no está relacionado solo con los EEUU. Muchos países alrededor del mundo hablan inglés, incluidos países pobres. Países como India, Singapur, Malta, Jamaica, Kenia, Australia y muchos otros hablan inglés y ellos no piensan que están hablando un idioma que es de los EEUU. De otro modo, si usted tiene problemas con los EEUU por su historia y sus situaciones políticas que han causado daño, es necesario entender que esas situaciones son causadas por sistemas políticos y no por individuos en la mayoría de los casos. Muchos ciudadanos estadounidenses no están de acuerdo con las acciones políticas de los gobiernos de su país y muchos ciudadanos estadounidenses tienen ancestros latinoamericanos y colombianos. Si esto no es convincente, podemos decir también que si usted no está de acuerdo con las políticas de los EEUU, lo mejor es aprender inglés de tal manera que usted pueda hacer un mejor seguimiento de sus acciones de manera más directa. La mayoría de las cosas que sabemos de los EEUU son una traducción.

Información

Hoy es fácil aprender una segunda lengua gracias al Internet y un mundo de mayores relaciones. Aunque la tecnología se desarrolla para facilitar las traducciones, aquellos que aprenden una segunda lengua pueden tener un mayor acceso a una inmensa cantidad de información y pueden comunicarse con un vasto número de personas. Algunas personas dicen que una segunda lengua puede ser derogativa de su propio idioma y cultura. Esto depende de usted: una segunda lengua puede ayudar a promover aún más su propio idioma y cultura, como este blogger hace.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: