Colombia en la vía

· Uncategorized
Authors

En 2005 entraron a Colombia 1.909.656 personas por avión

English

Hay una vieja canción que dice: “si quieres conocer al pueblo colombiano, súbete en un bus del servicio urbano“. Incluso si las grandes ciudades se están acostumbrando a los modernos servicios de transporte como el Metro de Medellín, el Transmilenio de Bogotá y otros proyectos en desarrollo para los grandes centros urbanos de Colombia, usted todavía puede encontrar esos tradicionales buses que prestan servicios para los barrios. Entre los colombianos más influyentes, es posible contar a los conductores públicos de buses, taxis y camiones. Los conductores colombianos pueden ser también contados entre los latinoamericanos más importantes, ya que tienen la capacidad de hacer tremar la economía de Ecuador y Venezuela si deciden parar y cerrar las vías para exigir sus derechos. La razón es muy simple: mueven la economía de un vasto territorio.

Por Albeiro Rodas | Aeropuerto Internacional ElDorado por Tamara Harte.

Transmilenio de Bogotá. Foto de Andrés Jiménez.

El transporte en un país como Colombia es un factor vital de su desarrollo. Se trata de un inmenso territorio de selvas, valles, cordilleras, montañas, ríos, lagos, mares y muchos otros aspectos que hacen de Colombia un país siempre por descubrir. Colombia es el segundo país más montañoso de Suramérica después de Ecuador. La mitad de su territorio es selvla, por ejemplo, la frontera con Panamá tiene una selva muy importante, el Darién, la cual es el único obstáculo en la llamada Carretera Panamericana. Ríos y lagos se encuentran en cualquier parte. Colombia podría ser considerada el “Tibet” de las Américas y tiene dos aeropuertos internacionales por encima de dos mil metros sobre el nivel del mar, ElDorado de Bogotá y el José María Córdoba de Medellín. El año pasado el famoso Airbus de Francia aterrizó en el areopuerto de Medellín (10 de enero de 2006), siendo el primer aeropuerto americano que fue visitado por ese tipo de areonaves para llevar a cabo un programa de prueba. El aeropuerto fue escogido por ser uno de los más altos del mundo.

Un poco de historia

El viaducto del Transmilenio de Bogotá. Foto de mrdata.

Los españoles conquistaron el territorio utilizando los dos principales ríos de Colombia: el río Magdalena y el Cauca. Estos ríos corren de sur a norte formando dos grandes valles del mismo nombre a través de la región andina. En la Sabana de Córdoba y Sucre el río Cauca se junta con el Magdalena y este continúa al norte hasta desembocar en el Mar Caribe en Puerto Colombia cerca de Barranquilla.

A lo largo de los rios Magdalena y Cauca se fundaron las primeras poblaciones españolas con nombres que llenan la historia de Colombia como Mompox y Honda. Durante la Colonia los dos ríos fueron las principales rutas para evitar cruzar las grandes montañas nevadas y selváticas. Esto hizo que ciertas regiones de Colombia quedaran practicamente cortadas del centro del país como el Amazonas.

El bus utilizado en las áreas rurales de Colombia, llamado en unas regiones la “chiva” y en otras la “escalera”. Foto de Eye.

A mediados del siglo XIX Colombia llegó a ser una nación exportadora de tabaco, algodón y otros, lo que obligó a la construcción de carreteras a los principales ríos. El entonces llamado “Estado de Antioquia”, el primer productor de oro del país, vio la necesidad de abrir vías al río Magdalena. La región era una de las más aisladas del tiempo debido a sus montañas y una de las mejores opciones era el tren. Fue por esta razón que el gobierno del lugar promovió la construcción de los “Ferrocarriles de Antioquia” y esto abrió la economía local al ámbito nacional e internacional para traer un gran progreso a la región. El tren conectó a Medellín con el río Magdalena y así con Barranquilla. Lo mismo pasaría después con Bogotá y Cali con el Pacífico. Esta nueva situación crearía además un nuevo centro urbano a finales del siglo XIX que pronto llegaría a ser la segunda ciudad del país: Barranquilla, la que fuera entonces la “Puerta de Colombia”. Una ciudad sin historia española pero nacida de la revolución industrial, hija del río Magdalena y del Mar Caribe. Aunque el gran desarrollo del interior del país con Bogotá, Medellín y Cali a lo largo del siglo XX la pondrían en el cuarto lugar, esta está recuperando su importancia en este siglo a ritmo de industria como uno de los principales centros urbanos claves en un país deseoso de abrir sus mercados. Fue la primera ciudad colombiana en conocer los aviones cuando el piloto canadiense George Schmitt aterrizó en Barranquilla en diciembre de 1912 y abrió las puertas a la primera areolinea comercial de las Américas y la segunda del mundo conocida entonces como SCADATA (Sociedad Colombo Alemana) que después sería Avianca.

Un barco fluvial encallado en un manglar del río Magdalena, en Barrancabermeja. Foto de cavernicola.

La entrada de Colombia al transporte aéreo cambiaría la historia del transporte en el país. Cambiaría el modo como los colombianos veían las regiones. Aquellos lugares que antes se veían como lejanos y desconodicos, entrarían a formar parte de la vida cotidiana. Además, las carreteras fueron construidas siguiendo los antiguos caminos coloniales o indígenas como la carretera entre Quito y Popayán o la de Bogotá a Caracas. Otras carreteras serían construidas paralelas a los ríos, por ejemplo a lo largo del Magdalena y del Cauca. Otras irían paralelas a las vías férreas. La construcción de carreteras se da desde principios del siglo XX, pero fueron en general hechas sin un plan maestro. Las carreteras a lo largo de los ríos mataron literalmente el transpote fluvial y lo mismo pasó con las carreteras a lo largo de la vía férrea que mataron al tren. En la actualidad, el transporte fluvial y férreo está casi en desuso debido a la falta de coordinación en la planeación de vías.

El Metro-cable de Medellín, una buena respuesta en transporte para un país montañoso. Foto de Chuzonet.

Hoy es fácil viajar en Colombia, aún a las regiones más apartadas como la Amazonía que es en su totalidad selvática. Aunque queda mucho qué hacer a nivel regional, en general se puede decir que las condiciones de las carreteras nacionales son adecuadas, sin que falten obstáculos evidentes. Las principales ciudades y regiones están conectadas. El transporte aéreo entre ciudad y ciudad tiene una buena frecuencia. Un país rico en ríos, lagos y mares, podría considerar el devolver la importancia al transporte fluvial y resucitar el tren. En los países industrializados, estos dos tipos de transportes son conservados y son materia de desarrollo y nuevas tecnologías. El tren de Colombia debería ser uno de los más desarrollados de las Américas preparado para cruzar los Andes en un buen diseñado sistema de túneles.

La economía rodante de Colombia

De acuerdo con las estadísticas del DANE, el 5.9% del PIB colombiano viene del transporte de mercancía, según datos del 2005 con una inflación del 4.85%. Como dijimos arriba, Colombia es un gran territorio con una población que es de las primeras en las Américas. Las carreteras colombianas nunca están solas y su dinámica muestra la vitalidad de la economía. Por esta razón, uno de los principales factores de desarrollo para la economía nacional debe ser el desarrollo de sus infraestructuras.

Puerto de Barranquilla por Chuzonet.

En lo que respecta al transporte de pasajeros, los estudios del DANE dicen que en 2005 se movilizaron por tierra 156.568.326 mientras que 8.290.278 utilizaron las líneas aéreas. 7.516.307 personas utilizaron el transporte fluvial y sólo 40.012 viajaron por mar. Acerca de los pasajeros internacionales en 2005 las estadísticas enseñan que 1.909.656 personas entraron a Colombia (nationales y extranjeros) y 1.977.693 salieron de Colombia en avión.

102.961 toneladas de mercancía se transportaron por tierra ese mismo año, 49.227 toneladas por medio del tren; 5.045 toneladas por vía fluvial; 135 toneladas por avión y 1.374 por mar. En total, para 2005 Colombia movió 158.742 toneladas de mercancía.

Todos estos números pueden ser impresionantes y mostrar cuán grande es nuestro país. Sin embargo, no es todavía el número ideal que debe responder a las necesidades de una creciente economía. Un país con dos largas costas en los oceános más el archipiélago, debería tener más puertos con una gran capacidad para el comercio internacional. Aunque ya se está pensando, el Aeropuerto Internacional ElDorado de Bogotá debería ser diseñado como un inmenso aeropuerto al mejor estilo de aquellos de Bangkok o Hong Kong y no ser ideado sólo para Colombia, sino para las Américas. A solo cuatro horas de Miami, seis de Buenos Aires y Sao Paolo, diez de Madrid, debe ser un auténtico puente internacional y la posición geográfica de Colombia está presionando para que nuestro país piense en grandes proyectos.

Otros enlaces

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: