Cómo la cocaina determina las reglas de la economía

· Uncategorized
Authors
Algunos analistas de la economía analizan las razones por las cuales mientras los precios de la cocaina bajan, la oferta se mantiene y el consumo aumenta. La revista virtual oficial en inglés Shared Responsability publicó un artículo al respecto el pasado 16 de junio – How Cocaine Defies the First Rule in Economics -. El siguiente es una presentación del original inglés.
By Al Rodas y Yulth Oyola.
Imágen “Blu” de mc.

Sihanoukville. Shared Reponsability (SR) analiza la discusión que algunos periodistas económicos iniciaron recientemente en Estados Unidos acerca del fenómeno de las drogas y su incidencia en las reglas del mercado. El problema es indudablemente el porqué los precios de la droga se mantienen en las calles de los EEUU a pesar de que han decrecido los suministros, al menos de forma aparente. La discusión comenzó gracias a un artículo del periodista Ken Dermota del Atlantic Monthly en el cual planteaba las razones de este fenómeno y que fue de manera inmediata respondida por el Wall Street Journal que hacía un detallado análisis del asunto y en el cual, de acuerdo a las palabras del SR, la cocaina es tratada como cualquier otro producto más de mercado bajo las leyes condicionantes de la economía, como la demanda y la oferta. El análisis del Wall Street Journal, presentado por el periodista Robin Moroney en el blogger de dicho medio, The Atlantic Monthy, atribuye este fenómeno a las siguientes cuatro razones expuestas por SR:

1. Un cambio en los métodos de distribución de la cocaina y al respecto Moroney anota que es evidente que ni los cultivadores de coca – en un país como Colombia – ni los distribuidores de cocaina en las calles de los EEUU reciben los mejores beneficios de la comercialización, sino aquellos que se encargan de transportarla desde donde esta se produce a donde esta se distribuye. Por esta razón, es presumible que los narcotráficantes de ciudades como Nueva York, viajan personalmente a los países productores para adquirir el producto y lo ofrecen en EEUU reteniendo los precios.

2. La segunda razón expuesta por WSJ es la que denomina el “factor México” y es muy sencilla: la integración económica entre México y EEUU está abriendo numerosas condiciones que en cierta forma también benefician a los narcotraficantes en su intención de introducir las drogas dentro de EEUU.

3. La siguiente razón es denominada la del “trabajo flexible” y SR la ve como una razón un poco forzada (far-fetched theory), en donde se argüe que los narcotraficantes que fueron a prisión en los años 90, están terminando sus penas y al salir de las cárceles no encuentran maneras de reicentarse socialmente, por lo cual regresan a los negocios ilícitos, pero más prudentemente comercializan por precios menores.

4. Por último, se expone este fenómenos como la consecuencia de la lucha contra el terrorismo, la cual ha tomado el personal más hábil y la maquinaria más sofisticada que antes estaba dedicada a la lucha contra las drogas, dejando así dicho sector desprotegido y por lo tanto un negocio ilícito con menos riesgos y por ende menos rentable.

Precios del mercado
Foto “Makin cocaine” de Jonny.

SR hace un análisis de los precios de la cocaina en las calles estadounidenses entre 1983 y 2005 de acuerdo a los estudios de la Drug Enforcement Agency de EEUU, para demostrar la dimensión del problema. En 1983 un gramo de cocaina costaba en las calles 600 dólares para bajar a 200 dólares en 1998 y coincidiendo con una reducción en las hectáreas sembradas de coca en Colombia y en un aumento en la demanda en Europa que, posiblemente, haya desviado gran parte de la oferta que iría a EEUU. En 2005 un grama de cocaina costaba en Nueva York entre 30 y 100 dólares, en Los Ángeles entre 100 y 125 dólares y en Denver, Colorado, entre 100 y 125 dólares.

Sin embargo, si bien las razones explicadas por el Atlantic y que no son cuestionadas por el WSJ, ayudan a entender en parte la caida de los precios, de acuerdo a las palabras de SR, no son del todo convincentes para muchos. Por ejemplo la publicación Portfolio.com argumenta dos ideas que se quedan sin responder: la primera es planteada por el mismo Dermota en el cual la cocaina es tratada como un producto de mercado bajo las condiciones de oferta y demanda y cuyos precios bajan a pesar de que baja también el suministro. El periodista Felix Salmon del Portfolio.com considera que ese fenómeno no está claramente explicado. La segunda cuestión, que Salmon considera aún más importante, es si los precios son tan bajos ¿por qué sube la demanda?

Un problema de precios

La revista Science en una entrevista al vicepresidente colombiano Francisco Santos hizo las mismas preguntas pero desde el punto de vista europeo. La perspectiva de Santos fue diferente a la de los periodistas económicos estadounidenses en el sentido en el que dijo que los precios bajaban precisamente porque la oferta permanecía inamovible:

“El negocio del narcotráfico actúa como una multinacional. Este desarrolla nuevos mercados, planta nuevos consumidores, crea nuevas infraestructuras”.

Es decir, justamente porque la droga actúa bajo las mismas leyes del mercado, de la oferta y la demanda, es por lo que esta se presenta como toda una empresa que busca la ampliación de los mercados, la reducción de precios, el acceso a más consumidores y mayores beneficios.

El mejor ejemplo lo representa Europa en donde los precios han bajado mientras el consumo sube casi a la par que el de los EEUU alcanzando grupos de la población cada vez menos exclusivos. Desde esta perspectiva, la lucha no es solo desde un punto de vista económico sino también psicológico, según la visión de Santos.
Foto “Cocaine and me!”de Impeding doom.

La otra pregunta para hacer entonces es por qué razón los europeos están consumiendo más cocaina. Para las autoridades francesas, por ejemplo, el incremento en la popularidad de la droga se debe en parte a una falsa idea de que la cocaina es una droga “limpia“, presentada como la “champagna” de las drogas, con un cierto glamour y elegancia y con un bajo nivel de riesgos en contraposición a otro tipo de drogas como el ecstasis, los alucinógenos y todas aquellas drogas de base estrictamente química. Pero, como apunta SR, lo que el consumidor de cocaina ignora es que esta viene de un proceso químico altamente tóxico empleado para transformar la planta de la coca en lo que se encuentra en las calles. En este caso debemos apuntar que no se trata de la mata de coca que en algunos paises suramericanos es utilizada por las poblaciones nativas para fines médicos y rituales, sino que la mata de la coca sufre una profunda transformación química que deriva en un auténtico veneno.

A esto se añade además los reportajes de celebridades mundiales que utilizan cocaina y los cuales sirven para dar a esta droga una apariencia de “limpia” y “elegante”. Como consecuencia, investigaciones han llevado a reportar con alarma que residuos de cocaina han sido encontrados en bares de barrios de clase media de países como Irlanda, Inglaterra y Escocia. Con la rebaja de precios, lo único que el narcotráfico busca es mayores consumidores y muchos medios sirven de idiotas útiles resaltando estrellas del espectáculo y del deporte que utilizan la droga y que son vistos con cierto sentido de sofisticación.
Foto “¡Maldita cocaina!” de Richach1980.

Concluye SR que si incrementa el uso de anfitaminas, el consumidor recibe una mayor atención de parte de parientes o de los mismos medios, pero lo mismo no sucede con los consumidores de cocaina. Sólo hasta hace muy recientemente, las consecuencias que la cocaina genera a la salud están siendo resaltadas por medios de comunicación y educadores, como los daños cerebrales, respiratorios, cardiacos y circulatorios incluso si el consumo de la droga es mínimo.

Shared Responsability es una iniciativa colombiana que busca trabajar en la búsqueda de soluciones con la comunidad internacional para tratar el problema de la producción y consumo de las drogas ilícitas.

Citar este artículo:

Cómo la cocaina determina las reglas de la economía: presentación del artículo en inglés “How Cocaine Defies the First Rule in Economics” de Shared Responsability (enlace del artículo original: http://www.sharedresponsibility.gov.co/?idcategoria=697). RODAS TORRES, Reinaldo Albeiro y Yulth Ferney OYOLA BUSTOS. Pasaporte colombiano: economía, sociedad y cultura en Colombia. Sihanoukville, 1 de julio de 2007.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: